lunes, diciembre 14, 2009

mi muñeca me habló... me dijo coooooooosas








hay ideas entre manos, masas, telas, lápices... a ver que sale.

sábado, junio 21, 2008

me cambio de casa blog

a quien corresponda... me cambié de casa y de nick, bueno, en realidad Am_Arte nunca me representó mucho y buscando y buscando... no encontré uno que lo hiciera, así que me puse un no/nombre, ahora soy -O- jaja y sólo eso... y mi nuevo mundo de dibujitos y algunas fotitos es ¡Corre que te pinto! ojalé les guste... así que los antiguos y nuevos proyectos se van a la nueva casa... saludos a todos.

domingo, junio 08, 2008

BAILA PARA MI



"... pidió un trago más
para llorar en él
historias de tempestades
y de puertos"

de la Sirenita y el Lobo de Mar

domingo, mayo 25, 2008







... después de haber escuchado estoicamente, tu elocuente silencio, sólo diré que NO... ¡así no es la cosa!!!

martes, mayo 06, 2008

me acerco





... para ver los detalles, esos muchos accidentes que algunos llaman imperfección;
y no puedo dejar de pensar que así debe ser,

... así te recuerdo cuando cierro los ojos y extiendo mis manos hasta volver a crearte

sábado, febrero 02, 2008

grieta en el sol



Hay cierto anacronismo emocional relacionado con el clima, tal vez peor por las fechas, el sol siempre ha sido un problema para mi, me agobia, me apaga, me molesta…

por eso amo los días de otoño, los ocres paisajes de parques inundados del sonido de las hojas, dejándose tentar por la lluvia;

y sin embargo cuando el paisaje es interno, los signos mutan drásticamente, es una fracción de tiempo ínfima en mis dulces días de febrero, un quiebre, un aroma, algunos nombres, las pequeñas nostalgias, las grandes ausencias… en este instante, por algún motivo: -lluevo-.


PS: hoy mi escenario es una gigante caja de sorpresas que estoy dispuesta a gozar... tal vez por eso hay nombres que recuerdan mi camino; los que no están: Ángel, Damián, Emilia, Aurelio; los lejanos: Víctor y Lino; y las colas traviesas: Azrael, Mara, Dana y Hunter.

martes, enero 15, 2008

otro verbo... crear



ahoara si que si... ahora me voy y les dejo estas manchitas... saludotes

lunes, enero 14, 2008

el verbo es LEER



tengo claro que he estado medio desaparecida, pero bueno, una mujer grande tiene que hacer lo que una mujer tiene que hacer: JUGAR...

pero como lo hace un niño, como si se te fuera la vida en ello... jugar es optar decía uno de mis profesores... así que estoy optando mucho... lo que leo, lo que veo, a quien amo... lo que silencio, y lo que no sabría decir.

esta semana saldré a tomar aire, tomar lunas, una mano... y muchos libros pendientes.

gracias por dar vueltas en este rincón a veces no tan tranquilo, quedan en su casa.

Carmen

PS: este dibujo es de la Catita... ojalá le guste

el verbo es LEER



tengo claro que he estado medio desaparecida, pero bueno, una mujer grande tiene que hacer lo que una mujer tiene que hacer: JUGAR... pero como lo hace un niño, como si se te fuera la vida en ello...

domingo, diciembre 30, 2007

Adiós 2007



Para Alicia hoy... es siempre todavía.



¡Feliz aprendizaje y proyectos para una nueva visión!

jueves, diciembre 27, 2007

pequeña versión de amor








... las cosas no siempre son como las cuentan.

miércoles, diciembre 12, 2007

la puta vaca




























































haciendo gala de mi infantilismo, dejo unos "monitos" que me han tenido ocupada los últimos días... debo reconocer que el resultado me gustó mucho... hay que sumar imágenes y el texto que está en mi mundo plano... bueno, ahí está la vaca: mi vaca.

jueves, noviembre 29, 2007

ReGaLo



... hay quien me dijo una vez, que las mascotas
tienden a parecerse a sus dueños

tal vez por eso, cuando me hablaste de tu tortuga,
mi mente no pudo evitar pensarla coooomooooooooo
-¡¡¡¿¿un asesino en serie??!!!-...

besos.

domingo, noviembre 25, 2007

PeCaDo De oMiSióN

FoTo Am_Arte



Por Mi CuLPa,
PoR Mi CuLPa,
PoR Tu BeLLeZA.


no hay peor sordo
…que el que está enamorado

no seas indolente

tus cuentos son insultantes
todos terminan en:
-“…y fueron felices por siempre”

y mírame, mendigando un mendrugo de verdad
demando un instante, uno sólo
pequeñito e inmenso

esa actitud de piedra en bóveda de cristal
labios de miel y corazón volcánico…
te callas masticando una sonrisa:
-¡esa sonrisa!-

está bien, tú ganas… pero,
¿quieres que te cuente un cuento?

viernes, noviembre 16, 2007

NeCeSiTo...






más tiempo para jugar,
pensar, dormir... necesito más tiempo,
para necesitarte más y perder de una buena
en el ajedrez contigo...
y dejar de perderme en ti.

domingo, noviembre 04, 2007

cArOntE

Caronte se inclinó hacia delante y remó. Todas las cosas eran una con su cansancio.

Para él no era una cosa de años o de siglos, sino de ilimitados flujos de tiempo, y una antigua pesadez y un dolor en los brazos que se habían convertido en parte de un esquema creado por los dioses y en un pedazo de Eternidad.




Si los dioses le hubieran mandado siquiera un viento contrario esto habria dividido todo el tiempo en su memoria en dos fragmentos iguales.

Tan grises resultaban siempre las cosas donde él estaba que si alguna luminosidad se demoraba entre los muertos, en el rostro de alguna reina como Cleopatra, sus ojos no podrían percibirla.




Era extraño que actualmente los muertos estuvieran llegando en tales cantidades. Llegaban de a miles cuando acostumbraban a llegar de a cincuenta. No era la obligación ni el deseo de Caronte considerar el porqué de estas cosas en su alma gris. Caronte se inclinaba hacia adelante y remaba.



Entonces nadie vino por un tiempo. No era usual que los dioses no mandaran a nadie desde la Tierra por aquel espacio de tiempo. Mas los Dioses saben.

Entonces un hombre llegó solo. Y una pequeña sombra se sentó estremeciéndose en una playa solitaria y el gran bote zarpó. Sólo un pasajero; los dioses saben. Y un Caronte grande y cansado remó y remó junto al pequeño, silencioso y tembloroso espíritu.




Y el sonido del río era como un poderoso suspiro lanzado por Aflicción, en el comienzo, entre sus hermanas, y que no pudo morir como los ecos del dolor humano que se apagan en las colinas terrestres, sino que era tan antguo como el tiempo y el dolor en los brazos de Caronte.

Entonces, desde el gris y tranquilo río, el bote se materializó en la costa de Dis y la pequeña sombra, aún estremeciéndose, puso pie en tierra, y Caronte volteó el bote para dirigirse fatigosamente al mundo. Entonces la pequeña sombra habló, había sido un hombre.

"Soy el último", dijo.




Nunca nadie antes había hecho sonreír a Caronte, nunca nadie antes lo había hecho llorar.
Caronte se inclinó hacia delante y remó. Todas las cosas eran una con su cansancio.

Para él no era una cosa de años o de siglos, sino de ilimitados flujos de tiempo, y una antigua pesadez y un dolor en los brazos que se habían convertido en parte de un esquema creado por los dioses y en un pedazo de Eternidad.




Si los dioses le hubieran mandado siquiera un viento contrario esto habria dividido todo el tiempo en su memoria en dos fragmentos iguales.

Tan grises resultaban siempre las cosas donde él estaba que si alguna luminosidad se demoraba entre los muertos, en el rostro de alguna reina como Cleopatra, sus ojos no podrían percibirla.




Era extraño que actualmente los muertos estuvieran llegando en tales cantidades. Llegaban de a miles cuando acostumbraban a llegar de a cincuenta. No era la obligación ni el deseo de Caronte considerar el porqué de estas cosas en su alma gris. Caronte se inclinaba hacia adelante y remaba.



Entonces nadie vino por un tiempo. No era usual que los dioses no mandaran a nadie desde la Tierra por aquel espacio de tiempo. Mas los Dioses saben.

Entonces un hombre llegó solo. Y una pequeña sombra se sentó estremeciéndose en una playa solitaria y el gran bote zarpó. Sólo un pasajero; los dioses saben. Y un Caronte grande y cansado remó y remó junto al pequeño, silencioso y tembloroso espíritu.

Y el sonido del río era como un poderoso suspiro lanzado por Aflicción, en el comienzo, entre sus hermanas, y que no pudo morir como los ecos del dolor humano que se apagan en las colinas terrestres, sino que era tan antguo como el tiempo y el dolor en los brazos de Caronte.



Entonces, desde el gris y tranquilo río, el bote se materializó en la costa de Dis y la pequeña sombra, aún estremeciéndose, puso pie en tierra, y Caronte volteó el bote para dirigirse fatigosamente al mundo. Entonces la pequeña sombra habló, había sido un hombre.

"Soy el último", dijo.

Nunca nadie antes había hecho sonreír a Caronte, nunca nadie antes lo había hecho llorar.


sábado, noviembre 03, 2007

sábado, octubre 27, 2007

SaLiDa



"¡justo cuando pensé que mi cabeza
y corazón se harían trizas
... nada sucedió!"

domingo, octubre 21, 2007

miércoles, octubre 17, 2007

me he sorprendido mirando al cielo...



Pobres los ángeles urgentes
que nunca llegan a salvarnos.
¿Será que son incompetentes
o que no hay forma de ayudarnos?

Silvio Rodríguez